top of page

Obesidad y Resistencia a la Insulina

Actualizado: 8 abr 2023


A nivel mundial, la obesidad es un problema de salud pública en constante aumento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2016 había al menos 1.900 millones de adultos con sobrepeso, de los cuales más de 650 millones eran obesos.


La obesidad es una preocupación particular en América del Norte, Europa y Oceanía, donde las tasas de obesidad son significativamente más altas que en otras partes del mundo. Según la OMS, en 2016 el 39% de los adultos en todo el mundo tenían sobrepeso y el 13% eran obesos. En América del Norte, el 70% de los adultos tienen sobrepeso y el 30% son obesos. En Europa, el 58% de los adultos tienen sobrepeso y el 23% son obesos. En Oceanía, el 63% de los adultos tienen sobrepeso y el 26% son obesos.


La obesidad también es un problema grave en países de ingresos bajos y medianos, donde la transición de dietas tradicionales a alimentos procesados y con alto contenido calórico ha llevado a un aumento en las tasas de obesidad. Según la OMS, África y Asia tienen las tasas más bajas de obesidad, pero incluso allí, las tasas están aumentando.


Es importante destacar que la obesidad no solo afecta a los adultos, sino también a los niños. Según la OMS, en el año 2016 había al menos 41 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso o obesidad. La obesidad infantil también es un problema creciente en todo el mundo, y puede llevar a una mayor probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.


La obesidad y la resistencia a la insulina están estrechamente relacionadas. La resistencia a la insulina es una afección en la que las células del cuerpo no responden adecuadamente a la insulina, lo que hace que el cuerpo produzca más insulina para compensar. Con el tiempo, esto puede llevar a niveles elevados de azúcar en la sangre y al desarrollo de diabetes tipo 2.


Según la OMS, la obesidad es un factor de riesgo importante para la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2. En todo el mundo, la prevalencia de diabetes tipo 2 ha aumentado en paralelo con la tasa de obesidad. En 2019, se estimó que había 463 millones de adultos con diabetes en todo el mundo, y se espera que esta cifra aumente a 700 millones para el año 2045.


En América del Norte y Europa, donde las tasas de obesidad son más altas, la prevalencia de diabetes tipo 2 también es significativamente mayor. Según la Federación Internacional de Diabetes, se estima que en Europa hay 59.8 millones de personas con diabetes, y se espera que esta cifra aumente a 71.1 millones para el año 2045. En América del Norte, se estima que hay 46.5 millones de personas con diabetes, y se espera que esta cifra aumente a 62.3 millones para el año 2045.


La obesidad infantil también está estrechamente relacionada con la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 en la edad adulta. Según la OMS, la prevalencia de diabetes en niños y adolescentes también está aumentando en paralelo con la tasa de obesidad. Se estima que en 2019 había 1.1 millones de niños y adolescentes con diabetes tipo 2 en todo el mundo.


En resumen, las estadísticas mundiales demuestran que la obesidad y la resistencia a la insulina están estrechamente relacionadas, y que la obesidad es un factor de riesgo importante para la diabetes tipo 2. Es importante abordar la obesidad mediante la promoción de estilos de vida saludables y la prevención de enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad.

Si necesitas evaluar una cirugía de obesidad puedes encontrar la mayoría de ellas en Bariatric.


A continuación, se presentan algunas referencias de estudios científicos que respaldan la relación entre la obesidad y la resistencia a la insulina:


Kahn, B. B., & Flier, J. S. (2000). Obesity and insulin resistance. Journal of clinical investigation, 106(4), 473-481.


Trayhurn, P., & Wood, I. S. (2005). Adipokines: inflammation and the pleiotropic role of white adipose tissue. British journal of nutrition, 92(3), 347-355.


DeFronzo, R. A. (2010). Insulin resistance, lipotoxicity, and type 2 diabetes. The role of adipose tissue. Archives of physiology and biochemistry, 116(3), 167-172.


Moller, D. E. (2001). New drug targets for type 2 diabetes and the metabolic syndrome. Nature, 414(6865), 821-827.


Wang, Y., Rimm, E. B., Stampfer, M. J., Willett, W. C., & Hu, F. B. (2005). Comparison of abdominal adiposity and overall obesity in predicting risk of type 2 diabetes among men. The American journal of clinical nutrition, 81(3), 555-563.

15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page